Cuando la oferta de ordenadores portátiles es tan grande, con una infinidad de posibilidades para elegir, lejos de facilitarnos las cosas, nos las puede complicar muchísimo. Es necesario limitar poco a poco las opciones para poder conseguir el portátil que más se ajuste a lo que necesitamos.

Las preguntas más importantes a las que tenemos que responder para poder elegir correctamente son 3:

  1. Para qué necesitamos el portátil
  2. ¿Necesitamos mucha movilidad, un portátil ligero para transportarlo todos los días del trabajo a casa?
  3. ¿Con qué presupuesto contamos?

Si sabemos responder con facilidad a estas 3 preguntas, se nos va a acotar mucho nuestra elección. A partir de aquí, una vez que ya tenemos claros esos 3 puntos, podremos continuar. Para facilitar un poco la elección, vamos a ver las distintas categorías en las que se suelen enmarcar los portátiles.

CATEGORÍAS DE ORDENADORES PORTÁTILES

  1. Portátiles baratos para un uso doméstico

La solución perfecta para usuarios que necesitan un ordenador para apoyo en actividades cotidianas que no demandan una excesiva potencia en el equipo informático. La siguiente guía para comprar portátiles baratos nos explica cómo conseguir un ordenador portátil con un menor coste.

Portátiles económicos con buenos rendimientos para navegar por internet, ver péliculas y escuchar música, o realizar actividades como la gestión documental doméstica los podemos encontrar por entre 200 y 400€.

Son portátiles versátiles por su movilidad, pero no disponen de una gran potencia, con lo cuál nunca deberán ser considerados como el sustituto perfecto de el tradicional PC de sobremesa. Cuanto más nos acerquemos a esos 400€, mayor será la potencia gráfica y de procesador del portátil, esa suele ser la verdadera diferencia entre los más baratos y los de precio más alto.

  1. Estaciones de trabajo

Son ordenadores muy potentes tanto en lo que concierne al procesador como a la tarjeta de vídeo o gráfica. Son ordenadores profesionales utilizados por especialistas del diseño gráfico, la producción de vídeo u otros programas técnicos como Autocad.

Estos portátiles, debido a la gran potencia que albergan, suelen ser malos compañeros de viaje en cuanto a su peso y duración de la batería, pero por otra parte son capaces de sustituir a un ordenador de sobremesa de la máxima potencia.

  1. Ultrabooks (portátiles muy ligeros)

Un ultrabook es el portátil perfecto para quienes viajan muy a menudo o tienen que transportar su ordenador cada día de casa a la oficina. Su característica principal es el poco peso y habitualmente poco espesor que les dota de una elegancia especial.

Salvo raras excepciones son portátiles relativamente caros y dirigidos al sector profesional. Son portátiles con tamaños de pantalla que varían desde las 10” al standard de 15,6”

  1. Portátiles para juegos o multimedia

Estos ordenadores se pueden calificar, al igual que las estaciones de trabajo, de gama alta. Incorporan componentes muy potentes enfocados principalmente a conseguir grandes rendimientos gráficos para los juegos. No se suelen quedar cortos con los procesadores que los acompañan y en no pocas ocasiones se fabrican con pantallas de 17 pulgadas e incluso más grandes para facilitar una experiencia más espectacular con los juegos.

Share