La reparación y mantenimiento de ordenadores requiere en primer lugar recopilar toda la información posible sobre el sistema que vamos a reparar. Con el mejor conocimiento del sistema podemos identificar la causa del fallo del sistema.

En general podemos distinguir dos tipos de problemas en un sistema: los que son por un problema de hardware y los que son un problema de software. A continuación listamos una serie de problemas habituales que pueden surgir con los ordenadores portátiles, normalmente están relacionados con el mantenimiento informático del propio equipo, con fallos del sistema por obsolescencia o por defectos de fábrica, como comentamos, estas pueden ser algunas de las causas probables, pero desde este blog siempre recomendaremos que te pongas en contacto con especialistas de alguna empresa de mantenimiento informatico.

Los problemas de hardware mas usuales que podemos encontrarnos con el mantenimiento informático son:

1.Algo tan “simple” como que el sistema no tenga alimentación ya sea por un problema de la fuente de alimentación o porque el interruptor no funcione bien.

2.Un mal funcionamiento de la tarjeta gráfica o la RAM a veces está indicado por un pitido al encender el ordenador. La RAM influye también en el proceso de copiar y pegar archivos, así que si tenemos problemas en este proceso puede que la RAM esté fallando.

3.Un problema de disco duro puede hacer que el copiado y pegado de archivos falle o incluso que se inicie Windows pero no termine de arrancar del todo. En este caso puede que el cable de conexión del disco duro esté suelto, así que habrá que chequearlo.

4.Puede ser que al encender el ordenador, no se inicie nada ni aparezca ningún mensaje o aviso. En este caso la causa podría ser un problema de CPU o placa base.

5.Un sobrecalentamiento de la CPU puede hacer que el ordenador se apague sin que sepamos la razón, esto ocurre especialmente en los portátiles al no disponer de una ventilación muy eficiente,  aunque esta no es la única causa, lo primero que hay que mirar es que no esté programado un apagado del equipo automático periódicamente por parte de Windows. Si ninguna de estas opciones lo soluciona, habrá que cambiar la fuente de alimentación.

Estos en principio son los principales motivos por los cuales un ordenador o un sistema informático puede no estar funcionando por un problema de hardware. Una vez identificada la causa, hay que probar que efectivamente lo es mediante otro tipo de test. Por ejemplo, si creemos que la causa es un mal funcionamiento de la RAM tenemos que probar con otra RAM para descartar que la causa sea otra. En muchos casos utilizar un CD de arranque con otro sistema operativo, como Linux (distribuciones como Ubuntu), nos permite iniciar el ordenador si el sistema operativo está fallando y podemos hacer tests para probar la RAM con cierto software que tenemos a nuestra disposición. Estos consejos nos permiten intentar solucionar ciertos problemas que podemos encontrar durante la reparación del ordenador.

Los fallos de los distintos componentes se pueden probar de manera parecida a la descrita. En general se puede resumir como probar con un componente parecido, con un sistema operativo con programas para probarlo. Un fallo que no es fácil de solventar cambiando el componente es el de la CPU o placa base y en general se necesitará obtener un nuevo PC.

Otros fallos que podemos encontrar en el mantenimiento de ordenadores es en el sistema operativo. A diferencia de los de hardware, es más fácil “arreglar” estos fallos para reparar el ordenador.

Un arranque lento del sistema operativo se puede deber a que tengamos muchos programas en el arranque, lo que podemos reparar en Inicio -> Ejecutar ->cmd -> msconfig -> quitar programas del inicio. Cuando estas soluciones no sirven queda la opción de reparar Windows o reinstalarlo.

Quizá te interese ver nuestra guía para mejora de la velocidad del ordenador sin formatear , en ella explicamos las causas por las que un ordenador puede ir lento y sencillos trucos para el mantenimiento para el ordenador, como son la instalación de un antivirus efectivo hasta la limpieza de archivos temporales y registros no deseados en el sistema con programas tan sencillos de utilizar como Ccleaner.

 

Share