Una de las mayores limitaciones que siempre han tenido los dispositivos portátiles (ya sean tablets, ordenadores portátiles o los nuevos dispositivos de telefonía móvil) reside en el hecho de que no es fácil realizar ampliaciones sobre el motor del aparato. ¿A qué nos referimos con motor?, fundamentalmente a la velocidad del procesador y en un segundo lugar a la potencia de la tarjeta gráfica.

Es por eso que cuando vayamos a comprar un portátil una de las prioridades es asegurarnos de que dispone de un buen procesador y a ser posible de una tarjeta gráfica optimizada al uso que vayamos a darle. No es lo mismo comprar un ordenador para juegos o visualización de vídeos que dedicarlo a un uso profesional.

Siempre tendremos que tener en cuenta que para conseguir equipos de alto rendimiento en portatiles deberemos invertir más que en su equivalente de sobremesa.

En la siguiente imagen podemos ver un completo análisis de velocidades de procesadores actualizado al año 2012, es lo que se conoce como análisis “Benchmark”. Describe con detalle los test de velocidad para distintos procesadores y el precio medio aproximado de cada uno de ellos.

benchmark_velocidad procesadores 2012

Fuente http://www.cpubenchmark.net/

Si tenéis previsto comprar un ordenador portátil, siempre es de lo más recomendable realizar un repaso a los análisis benchmark tanto de procesadores como de tarjetas gráficas para tener muy claro qué nos están vendiendo.

De todos los procesadores que se pueden ver en la imagen adjunta, podemos ver el Intel Core i7-3940XM, es uno de los procesadores más potentes para el mercado del portátil hasta la fecha. Su velocidad es similar a la del Intel Core i7 980, este último es un gran procesador habitualmente cogido como referencia para hacer comparaciones con cualquier otro, pero que no se instala en dispositivos portátiles.

 

Share